RESULTADOS DEL PROYECTO ‘MODELOS ALTERNATIVOS DE FINANCIAMIENTO PARA EL DESARROLLO Y EL ROL DE LAS ORGANIZACIONES DE LA SOCIEDAD CIVIL EN AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE’

Siempre es grato compartir la noticia de un proyecto que comienza, pero mucho más es anunciar la flinalización de un estudio de calidad que ha generado gran expectativa en las comunidades de práctica sobre la cooperación y el financiamiento al desarrollo en la región.

Es el caso de  la investigación realizada durante el 2019 y 2020 por dos de nuestras investigadoras asociadas, Lena Frigerio (Argentina) y Claudia Rivera (Ecuador), quienes abordaron la temática  de los modelos alternativos de financiamiento (MAF) para el desarrollo social en América Latina y el Caribe, así como el rol que juega la Sociedad Civil organizada en el uso de estos modelos.

El estudio fue posible tras haber ganado la convocatoria a investigadores, universidades y centros de investigación de América Latina y el Caribe, realizada a inicios del 2019  por el Centro Regional de Innovación para el Cambio de América Latina y el Caribe a través de la Fundación para el Avance de las Reformas y Oportunidades (Grupo FARO). A partir de un convenio específico, el PETAS desarrolló el estudio del que hoy compartimos sus resultados, recientemente publicados (accede a la publicación, fruto de la investigación, haciendo click en su portada).

El contexto de la investigación

La consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) establecidos en la Agenda 2030 requiere de una gran cantidad de recursos económicos. Para cumplir con las metas planteadas, en la región se vuelve fundamental encontrar mecanismos innovadores que alienten la inversión y articulación entre los sectores público, privado y de la sociedad civil organizada, que juega un rol clave.

Las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) son actores sociales relevantes que, de manera muchas veces silenciosa pero permanente, contribuyen con los ODS a través de diversos aportes, no sólo monetarios sino en cuanto a fortalecimiento de la democracia y la visibilidad de las necesidades sociales de la población. Debido a la paulatina reducción de sus presupuestos, la capacidad de las OSC para generar impacto positivo a través de sus intervenciones se ha restringido notablemente. Por ello, resulta relevante indagar sobre los MAF para que las OSC de América Latina y el Caribe (ALC) cumplan el rol protagónico que supieron tener.

¿Qué nos propusimos conocer y  cómo lo hicimos? 

En el marco de la convocatoria y el acuerdo realizado entre el Grupo Faro y el PETAS, el estudio se propuso las siguientes preguntas de investigación: (a) ¿qué factores intervienen para el desarrollo de los MAF en América Latina y el Caribe?; (b) ¿cuáles son los aportes y qué roles desempeñan las OSC en los MAF?, (c) ¿qué mecanismos de articulación se establecen con el sector público y el sector privado? y (d) ¿qué desafíos enfrentan las OSC para potenciar su participación en los MAF?

Obligados por el escaso tiempo disponible (sólo 6 meses) la metodología se definió en 5 pasos.

Comenzamos con una etapa exploratoria y de revisión documental bajo la modalidad ‘finding out fast‘ (Thomas et al., 1998), para luego, en el marco de un mapeo de actores claves e identificación de los modelos más cristalizados en la región, poder focalizar en los casos de estudio. Para el abordaje de los casos, se realizó una triangulación de informantes y fuentes secundarias de datos.

Modelos alternativos de financiamiento

Uno de los desafíos del estudio fue definir a qué llamaríamos ‘modelos alternativos de financiamiento’ (MAF). Adoptamos la noción más usada en la región, que define a los MAF como un conjunto de mecanismos innovadores para la captación de fondos destinados a iniciativas de desarrollo social, articuladas entre diferentes actores. Cada modelo tiene una estructura de funcionamiento particular, y los sectores público, privado y OSC cumplen roles diferenciados.

Los MAF tienen diversas características, pero las más comunes son: (a) los actores buscan complementariedad y redistribución de sus roles, (b) entre ellos coordinan diferentes estrategias, (c) además, incorporan la evaluación social y ambiental para lograr inversiones de alto impacto, y (d) el capital que se incorpora en proyectos innovadores está motivado por lo que se conoce como ‘inversiones de triple impacto’, es decir, resultados en tanto retorno de capital invertido, mejoras sociales y económicas para los usuarios del financiamiento y ausencia de impacto ambiental negativo o medidas de mitigación del mismo. Estos modelos, reemplazan y trascienden el enfoque de Responsabilidad Social Corporativa, más desarrollado en la región.

Los casos estudiados

La investigación se concentró en tres casos, los más representativos de América Latina y el Caribe.

Banca ÉticaEn la banca ética, las instituciones financieras realizan intermediación financiera a partir de ahorristas interesados en invertir en proyectos de la economía real.

Se financian iniciativas en áreas sociales, educativas, culturales y ambientales. Las OSC son actores centrales y desempeñan distintos roles, son destinatarias, impulsoras del modelo e intervienen en la gobernanza.

En la región, existe un piloto denominado Banca Ética Latinoamérica en Chile, Argentina, Brasil, Colombia y Uruguay. A futuro se incubará en Costa Rica, México y Perú.

Bonos Verdes. Los bonos verdes son títulos de deuda emitidos por entidades financieras que destinan los fondos a proyectos con impacto ambiental.

Existe una  normativa internacional para su implementación, y los estados la adaptan a su contexto. Las instituciones financieras privadas y las bolsas de valores juegan un papel importante en las directrices y la emisión de bonos.

Las OSC cumplen un rol limitado a lo técnico en la revisión del diseño e implementación del mecanismo y para entregar sus opiniones.

En la región existen 47 bonos verdes en Brasil, Chile, México y de manera incipiente en Argentina, Barbados, Colombia, Costa Rica, Panamá, Perú y Uruguay.

Bonos de Impacto Social. Los bonos de impacto social canalizan recursos anticipados de inversionistas para la financiación de políticas públicas de interés social.

Si se consigue el impacto deseado, el Estado reintegra la inversión. El marco normativo es flexible y la estructuración de los contratos se diseña a medida entre los distintos actores.

Las OSC implementan la política pública en territorio.

Colombia es el país con más experiencia, en la región. Son 17 proyectos que se desarrollan también en Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica, Ecuador y México. Los sectores de inversión son la educación, la salud y el de inclusión laboral.

Principales hallazgos del estudio

De manera general, las conclusiones principales de la investigación, muestran que cada modelo alternativo desafía a los actores a encontrar los roles individuales y en alianza que los dinamicen, a adaptar los diseños en cada territorio y, a generar marcos normativos propositivos y flexibles que fortalezcan el fondeo y la presencia de estos modelos en América Latina y el Caribe.

De manera particular la investigación evidenció que: (a) los MAF son mecanismos originados en Europa. En ALC, se encuentran presentes desde el 2015 y adoptan características singulares condicionadas a su realidad; (b) en la región, los MAF conviven con el sistema de cooperación internacional tradicional y se encuentran en una etapa incipiente de “despegue”; (c) por sus características, producen articulaciones propositivas entre los diferentes actores; y (d) el ecosistema caracterizado como propicio para la expansión de los MAF incluye un marco regulatorio y cambiario, un Estado dispuesto a cooperar con organismos multilaterales, inversores privados y OSC, y la presencia de OSC interesadas en promover o adoptar estos innovadores modelos y dispuestas a modificar sus modos de intervención.

Recomendaciones para las OSC

Como otros estudios desarrollados en el PETAS, y  entendiendo que la investigación social debe servir a múltiples actores en territorio, este proyecto concluyó con una serie de recomendaciones, las que serán aplicadas por el Grupo Faro e Innovación para el Cambio, los organismos demandantes del mismo.

El estudio sugiere que, dado el actual contexto, las OSC requieren capacitarse en temas financieros, tecnológicos y de control de gestión, y focalizarse en establecer alianzas con los sectores público y privado. De esta manera, podrían asumir fortalecidas el liderazgo de los modelos alternativos de financiamiento en la región.

Por ello, las recomendaciones más específicas se refieren a: (1) asumir un rol de liderazgo en los MAF, (2) constituir laboratorios ciudadanos de seguimiento al impacto, (3) provocar alianzas con centros de investigación que permitan elaborar estudios de mercado territoriales para comprender la dinámica de los modelos, (4) formar perfiles técnicos especializados en las temáticas comunes a los modelos, (5) posicionar el rol de especialistas en medición de impacto.

Los resultados del estudio fueron compartidos en un Webinar, realizado el día 14/7/2020, en el que participaron cerca de 100 referentes de la temática en América Latina y el Caribe. Puede acceder a la grabación del seminario en el siguiente enlace.

Deseamos, finalmente, felicitar a nuestras colegas Magdalena Frigerio y Claudia Rivera por este proyecto y sus valiosas conclusiones. Pueden conocer más sobre ellas y el resto del equipo en Integrantes del PETAS.

 

 

Un comentario en “RESULTADOS DEL PROYECTO ‘MODELOS ALTERNATIVOS DE FINANCIAMIENTO PARA EL DESARROLLO Y EL ROL DE LAS ORGANIZACIONES DE LA SOCIEDAD CIVIL EN AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE’

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .